martes, 27 de octubre de 2020

(In)condicional

Si volviera a nacer me elegiría de nuevo, con todo aquello por lo que peco, con todo aquello por lo que triunfo. Con cada error cometido que me dio lecciones, con los miedos que acabé superando y los que quedan por superar. Con las inseguridades que me provocan los cambios de rumbo, con la sensibilidad en el encuentro conmigo misma, con los sueños cumplidos y por cumplir. 

Volvería a ser la calma en los malos ratos de mis amigos, la sonrisa orgullosa de sus grandes momentos, la fuerza en el empeño por conseguir sus logros, la diversión cuando la tristeza ahoga, el hogar de las largas conversaciones, el brindis de fin de año en cada celebración. 

Seguiría siendo la pequeña de la casa, la inconformista en las decisiones tomadas, la que siempre está en el momento justo, la que se parece a su madre con el carácter de su padre, la que aprende de sus hermanos, la que guarda retazos de niña aunque asomen las canas. 

Me elegiría aun teniendo más defectos que virtudes, aun sabiendo que tengo que aprender a atreverme, que la vida no es fácil pero es más difícil si no sabes vivir. Que  quererme es lo primero, que con amor sabe todo diferente, que hay muchos días bonitos y sólo uno que le pone fin. 
  

                                     RJP

No hay comentarios:

Volverte del revés

Sentir que no estás, que cada giro es de 360°, volviendo al punto de partida. Buscar respuestas a preguntas que no te haces, hacer preguntas...