viernes, 17 de junio de 2022

Contra todo pronóstico

No hay canción más bonita que aquella que te saca una sonrisa, que te recuerda un lugar, un momento, una persona. La que un día escuchaste en tu peor momento y te hizo salir a flote. La que pudiste escribir tú y, sin haberlo hecho, habla de ti. 

Algunas duelen sin querer, y te llenan de rabia, y la cambias para no llorar, para no enfadarte, y desearías que nunca hubiera sido ‘nuestra canción’, pero, aunque te empeñes, siempre lo será. 

Sin embargo, es bonito encontrar canciones que, contra todo pronóstico, te hagan volar. Las demás, si acaso, que vuelen. 


                                    RJ

miércoles, 30 de marzo de 2022

Vida

La vida es eso que pasa entre tus lágrimas y un abrazo amigo, la que te pone en tu sitio cuando intentas mirarla por encima del hombro, es la que cuando le haces cosquillas, se ríe y cuando se pone seria, da vértigo. 

Es la que, a veces, pasa por ti y no tú por ella, la que va deprisa cuando se apellida ‘feliz’ y se ralentiza cuando no tienes ganas. Es la que te da pero también te quita, es la que te recuerda una y otra vez el pasado para que aprendas en el futuro aunque ella siempre es presente. 

La vida es la que te presenta a tus mejores historias y te canta tus canciones. Puede que, en ocasiones, la vida, simplemente, no sea. Así que, lo mejor es ver, oír y bailar. 


                                      RJ

viernes, 25 de marzo de 2022

Sin salida

Y me enciendo un cigarro para evitar mirar al lugar donde te imagino una y mil veces, para no pensar en mis últimos errores, para despistar a la lágrima que quiere salir y no dejo. 

Y pongo música para engañar a mis pensamientos, para no sentir el vacío, para sosegar mis ganas de decir tu nombre. 

Y enciendo velas que camuflen el olor de la soledad, para sentir el calor de un hogar, para que alumbren a la tristeza y les enseñe la salida de esta habitación incolora. 

Y por mucho que lo intente, no hay forma posible de entrar en razón, y necesito que el reloj pare un minuto para dejarme respirar. 

                                        RJ

miércoles, 23 de marzo de 2022

Mis maestros

Del tiempo aprendí a no perderlo, a compartirlo con quien lo valora, a ser paciente y esperar, a no contarlo y siempre recordarlo. Aprendí a disfrutarlo, que puede ordenar y desordenar, que se puede parar en un beso, una caricia y un abrazo, que es capaz de aliviarte heridas, a no soltarle la mano.

La experiencia me enseñó lo que soy, que el daño lo hacen los malos, que reír está al alcance de todos, que vivimos de equivocaciones que nos construyen palmo a palmo, y que también somos aciertos. Las buenas siempre serán las mejores, únicas e irrepetibles. Y que hay tantas como te permita el tiempo y la vida.

Y de la vida… aún sigo aprendiendo, sobre todo, a querer vivirla. 


                               RJ

jueves, 17 de marzo de 2022

Llegaste cuando menos lo esperaba, cuando más te necesitaba, para rodearme con tus brazos por la espalda y susurrarme al oído lo que nunca contaré en voz alta. 

Sentirte en mis silencios y ser mi calma, besarte con palabras cuando la piel no calla, que tus manos no se aburran nunca de imaginar mis ansias. 

Quédate conmigo aunque estés en la distancia, deja que me duerma pervirtiendo mis ganas, y conquista mis sueños cada madrugada. 

Llegaste cuando menos lo esperaba y cuando más lo necesitaba. 


                                            RJ

miércoles, 16 de marzo de 2022

Tras la tormenta

Puede que hoy no sea el día, que te hayan sobrado lágrimas, que tus pensamientos te ahoguen, que todo sea incertidumbre. 

Puede que no creas en ti, que se te acabaron los besos, que pienses que sólo es un día menos, que siempre llueve aunque fuera haga sol. 

Puede que pienses que ya no existe ‘tu canción’, que nada hará excitar a tu corazón, que sigas guardando tus secretos en un cajón. 

Y puede que todo esté en tu imaginación y una sonrisa frente a ti, te cure. 


                                         RJ

jueves, 9 de diciembre de 2021

En blanco

Hay días que nos podríamos saltar del calendario y jamás los echaríamos de menos. Son esos en los que no sabes por qué pero tienes que secarte tus lágrimas y respirar hondo, lo que siempre hacías bien, de repente, ya no sabes por dónde empezar, y ni siquiera el silencio de la noche te deja dormir.

Hay días en los que pesan los fallos, en los que el amor propio se ha fugado con otro y te deja en una absoluta desidia. 

Podría pasar de ayer a mañana y sólo me daría cuenta por la hoja en blanco de la agenda. 


                                        RJ

Contra todo pronóstico

No hay canción más bonita que aquella que te saca una sonrisa, que te recuerda un lugar, un momento, una persona. La que un día escuchaste e...