sábado, 10 de abril de 2021

Libertad sin filtro

Permíteme que ría aunque llore a tus espaldas, que busque mi refugio en la soledad de una pared blanca, que baile y cante esa canción que siempre me dibujará tu imagen.

Permíteme ser el humo de un cigarro cuando no le das una calada, el aire que mueve las alas de una paloma, la mirada que busca en el recuerdo, ese grano de arena que aún nadie ha pisado. 

Déjame caminar descalza sin destino, comerme los agujeros de un queso gruyere sin fruncir el ceño, guardar el olor de tus abrazos, sentirme niña con 34 años. 

Quiero despeinarme a cualquier hora, decirle a la del espejo “¡siempre adelante!”, volver allí si lo necesito, quiero ser yo sin preocuparme de ellos.


                          RJ

No hay comentarios:

Volverte del revés

Sentir que no estás, que cada giro es de 360°, volviendo al punto de partida. Buscar respuestas a preguntas que no te haces, hacer preguntas...