miércoles, 29 de febrero de 2012

Donde estaré...

El motivo de escribir este post no es otro que la ilusión que me hacía escribir un 29 de febrero, que hasta dentro de 4 años no se dará de nuevo, y para entonces...¿dónde estaré? pues no sé ni qué va a ser de mi mañana, en 4 años aún menos.

Muchos planes a largo plazo y sólo uno a corto plazo. A día de hoy disfruto de los pocos momentos de felicidad que me regala la vida, de los amigos que permanecen a mi lado a pesar de los cambios, la familia que siempre permanece. Todo esto puede sonar a tópico pero lo cierto es que aunque suene extraño, mi gran  compañera es la soledad, he aprendido a convivir con ella, me la llevo de cervezas y siempre escucha mis problemas, se rie de mis chistes y me apoyan en mis decisiones aunque me ha llevado la contraria algunas veces.

Quien lea esto puede pensar que estoy fatal de la cabeza, pero ¿sabes qué? que hay mucha gente que no ha tenido o no me ha dado la oportunidad de conocerme, y no se puede hablar sin saber. Yo he aprendido con los años que la personalidad de una persona se define por los diferentes retos que te pone la vida cuando estas creciendo por eso ante un mismo problema puede que dos personas lo traten de diferente forma.

En fin, una reflexión más que se quedará navegando por el mar cibernético.
Publicar un comentario