jueves, 31 de marzo de 2011

Si te he visto no me acuerdo

¿Nos hace internet ser falsos amigos? Es una pregunta que me hago a menudo. El hecho de hablar con una persona a la que no ves directamente hace que nos abramos más interiormente aunque siempre te queda la duda de ¿será cierto lo que me cuenta? sobre todo si no hay una confianza previa. Por esta razón suele pasar que nos encontremos frente a frente con la persona con la que hemos mantenido largas conversaciones (incluso hasta altas horas de la noche) y no seamos capaces de pasar de un "hola" y si te he visto no me acuerdo. Sin embargo, al verlo/a conectado/a volvemos a "intimar" como si nada.

Por otra parte, están esos "amigos" que hemos conocido un día y lo agregamos a nuestras redes sociales, quizás no volvamos a ver o a hablar con esa persona pero hemos dejado que entre en nuestro círculo personal sin saber, realmente, de quién se trata. A decir verdad, creo que todos hemos hecho esto.

Cada vez es más complicado relacionarnos con personas cara a cara, perdemos facultades al entablar conversaciones o conocer gente nueva a la antigua usanza y todo ello ¿por qué? Cierto es que el mundo avanza demasiado deprisa pero ¿avanzamos nosotros a la misma velocidad o se nos está quedando un poco grande la reciente revolunción tecnológica? Creo que todo empezó el día que el teléfono móvil permitió mandar un sms, desde aquí perdimos la expresión a la hora de hablar, el tono de nuestra voz (importante para conocer intenciones de los interlocutores) y sentimientos que somos capaces de transmitir con nuestras palabras, por no hablar de las nuevas formas de escribir pegando grandes bofetadas a nuestro diccionario, pero este es otro tema.

En definitiva, parece que el ser humano se va haciendo más tonto aunque el mundo que nos rodea se empeñe en que nos comuniquemos todos con todos. Las facilidades que nos ofrece internet y demás formas de comunicación a la hora de hacer amigos nos dificulta la vida real que es la que hay que vivir.
Publicar un comentario