miércoles, 6 de abril de 2011

Un día tonto (un texto asincrónico)

Hoy, a las 03:85 horas, han empezado a entrar los primeros rayos de sol por la puerta, ganas de levantarme...ninguna, pero no tenía más remedio porque a las 10:61 horas tenía que estar en clase y yo necesito mínimo media hora y tres cuartos para preparar mi mente y cuerpo. A las 13:21 horas llegó el profesor, tan puntual como siempre, dispuesto a empezar un nuevo tema "La mitosis y la meiosis", algo realmente práctico para la carrera de historia que es la que yo estudio. Después de la clase, a eso de las 12:47 horas, había que reponer fuerzas por lo que nos hemos ido todos a comer.
No he podido reposar la comida, tenía que estar en el trabajo a las 17:03 horas, no creo que sea necesario decir qué hago en mis horas de trabajo (no hago nada). Después de 9 horas de estresantes tareas laborales llega el momento de volver a casa, esto viene a ser a las 20:91 horas, una hora estupenda para desayunar agusto contemplando el sol más fuerte del día. Después de esto ya sólo queda quitarme el pijama, ponerme la ropa y a esperar el nuevo día.
Ahora que son las 25:63 horas pongo fin al día porque dentro de poco volverá a anochecer...
Publicar un comentario