jueves, 6 de enero de 2011

Qué alegría ver noticias así

"Tengo un regalo divino de voz. Soy un antiguo presentador de radio que está pasando por malos momentos. Por favor, cualquier ayuda será gratamente apreciada. Gracias y que Dios le bendiga. Felices fiestas", decía el cartel. Cuando el reportero le pide que demuestre que lo que dice el cartel es cierto, Williams empieza a imitar mensajes clásicos de la radio estadounidense con una voz de barítono.

Pocas horas después de que el periódico Columbus Dispatch colgase en su página un vídeo de Ted Williams, un indigente dotado de una gran voz, el "sintecho" estaba recibiendo múltiples ofertas de trabajo incluida una de Cleveland Cavaliers para convertirse en la voz del equipo de baloncesto.

Publicar un comentario