domingo, 12 de diciembre de 2010

A poca luz

Hoy es otra de esas madrugadas en las que no puedo dormir y empiezo a darle vueltas a la cabeza y a cuestionarme lo incuestionable. Cada vez me pasa esto más frecuentemente. Supongo que todo el mundo tiene días en los que se siente con menos fuerzas, más débiles psíquicamente. Yo no tengo con quien compartir mis pensamientos y sentimientos a menos que lo haga por aquí, cosa que no suelo hacer muy a menudo porque son cosas muy personales.

Llevo varios meses navegando por webs de viajes baratos porque me gustaría irme sola a algún lugar que aún no haya estado y donde no conozca a nadie, quizás para despejar mi mente, pero nunca encuentro el momento de irme y siento que cada vez me agobio más.

En fin, lo único que puedo hacer es pensar en positivo y sonreir al mundo a ver si un día el mundo me sonríe a mi.
Publicar un comentario