jueves, 16 de octubre de 2014

¿Y si la población de España dependiera de los concursantes de Gran Hermano?

Estos días que tanto hemos escuchado hablar del dichoso ébola me ha dado por pensar un supuesto, ¿qué pasaría si se expandiera el virus causando una epidemia y los únicos supervivientes fueran los concursantes de Gran Hermano (por eso de estar aislados del mundo real)?

Yo no soy seguidora de este experimento social llamado Gran Hermano pero imaginad por un momento que son los únicos supervivientes de este país. Personas cuyo interés es hacerse un hueco en el mundo del celuloide a costa de mostrar su día a día dentro de una casa vigilada por cámaras día y noche, donde los sentimientos son muy intensos hasta el punto de protagonizar escenas que tienen que ser censuradas para el público juvenil, un programa en el que los valores principales como el respeto, el compañerismo o la tolerancia a menudo se ven tirados por conseguir el premio final (cuya dotación ni lo sé ni me importa, seguramente el ministro Montoro esté más enterado que yo), un concurso en el que, por mucho que lo quieran transformar y este año haya que participar por parejas, es un todos contra todos donde el morbo está asegurado cuando meten al hermanastro de un concursante que sólo uno de ellos lo sabe y debe mantener el secreto (reglas del programa), o entra a concursar la exnovia de un concursante que empezaba a tener un tonteo con otra chica de la casa, también incitan a las disputas si tienen que convivir un torero y su apoderado con una animalista antitaurina (por supuesto)...

En fin, la leña va ardiendo poco a poco, y yo no quisiera imaginarme que de estas personas tuviera que depender la continuación de la población de un país. Esperemos que el virus del ébola no avance y que estos concursos se extingan de una vez por todas.
Publicar un comentario