martes, 18 de marzo de 2014

Novela negra y de intriga: No confíes en Peter Pan

No confíes en Peter Pan es el 4º libro de John Verdon y en el que volvemos a tener al policía retirado David Gurney como protagonista, esta vez acompañado en la historia por su compañero de batallas y que echaron de la policía tras el caso del Buen Pastor, que conocimos en "Deja en paz al diablo" (3º de la saga), Jack Hardwick.

Ambos se ven envueltos en el mismo caso, el caso Spalter, pero la finalidad de cada uno es diferente, Hardwick busca venganza contra el departamento de policía corrupto que lo echó y Gurney sólo pretende descubrir la verdad, desenmarañar el nudo de una historia que se vuelve más oscura por momento.
Tenemos la muerte de un candidato a gobernador que ataca a la mafia en sus discursos, y la única acusada y que está en prisión es su mujer. Conforme nos adentramos en la historia vamos descubriendo con David que no sólo ha sido una muerte sino que a su alrededor han ocurrido otras y las que vendrán cuando quien apretó el gatillo se sienta amenazado por la verdad.

Aunque quizás esta edición se salga del formato de las anteriores, algo más grande, John verdon sigue usando el mismo patrón: el descubrimiento de un caso aparentemente resuelto pero con muchos cabos aún por atar, David Gurney que muy a pesar de su esposa Madelaine se involucra para resolver el misterio, después se centra en los entresijos del misterio desatando otros sucesos bien en paralelo o como consecuencia unos de otros y, por último, tenemos la traca final donde se destapa todo. En el final de este libro Verdon me ha sorprendido e incluso diría que me ha "desilusionado" pero claro no puedo desvelar el por qué por si alguien aún no ha leido la novela. Aún así sigo considerando a este autor y a sus novelas bastante buenas por la clara exposición del texto en todo momento, porque aunque pueda resultar un misterio demasiado complicado de contar en ningún momento se pierde el hilo de la historia.

Como siempre, recomiendo su lectura porque aunque durante casi todo el tiempo se sabe quién es el asesino, te preguntarás hasta el final cómo lo hizo.
Publicar un comentario