viernes, 15 de febrero de 2013

Recuerdos

El otro día pasé por un kiosko y no me podía creer que aún quedaran estos ositos que tan felices me hicieron las tardes de domingo. Para todos aquellos que también los pudisteis saborear.

Publicar un comentario