martes, 22 de febrero de 2011

Un ataque es una buena defensa

Seguramente, más de uno ha sentido alguna vez esa impotencia, en una discusión, de saber que tenemos razón y la otra persona ni siquiera nos da la oportunidad de expresarnos ya que nos impone con un tono alto de voz o bien con un argumento equívoco. Son personas a las que les gusta siempre tener la razón, habitualmente gente que su orgullo está por encima de todo y no puede quedar por debajo de nadie, son individuos que cuando no saben qué decir se quitan de enmedio o cambian radicalmeente de conversación fingiendo que no les importa la discusión mantenida. Al final, o aceptas su idea o acabas diciendo a todo que sí por tal de no escuchar nada más, aunque habrá quien que sea de la misma condición y la discusión se haga infinita. En cualquier caso, lo mejor es ser uno mismo, no dejar que nos pisoteen, saber que tenemos un orgullo que no debe pisar nadie y si el otro se altera demasiado lo mejor es una respuesta lo más calmada posible que eso fastidia más que cualquier otra cosa.

Pensad siempre que un ataque previo es una buena defensa, es decir, si el otro nos impone de manera autoritaria su idea lo hace con la intención de defenderse a sí mismo ante el ataque enemigo.
Publicar un comentario