miércoles, 24 de marzo de 2010

Elecciones entre compañeros

Mañana es día de elecciones a delegado de la titulación de Historia (no sé si en las demás titulaciones también) y como en la mayoría de los casos el politiqueo está servido. Aquí surge el problema porque al ser tan poca gente casi todos, por no decir todos, nos conocemos y tenemos nuestros amigos de clase, los de otros cursos, etc. Esto hace que la gente no vote al mejor candidato sino a aquel con el que más afinidad tiene o más conoce dejando atrás el programa que presenten. En teoría, como en toda candidatura, se debería votar a la persona que presente las propuestas más factibles y que mejor convenga a todos, pero sabemos que no será así, yo asemejo esto a las elecciones a la alcaldía de pueblos pequeños donde ocurre el mismo fenómeno, no te fijas en el programa político o incluso no echas cuentas por qué partido va, simplemente miras que es fulanito, el va a comprarte el pan todos los días a la tienda o el que va al bar a tomarse las tapitas o que es tu vecino de siempre y sus hijos juegan con los tuyos.
Aunque la universidad no debería estar regida por ningún tipo de partido político lo triste es que indirectamente hay sectores que sí lo están y por mucho que lo intentemos evitar este es uno de ellos.

Al final creo que estoy diciendo pamplinas porque seguro que como cada año ni la mitad de los alumnos saben que mañana deberían hacer uso de su derecho al voto por lo que al final vencerá el que más personas consiga acercar a la mesa mañana y compre el voto, o no, la coacción es un buen arma para usar en estos casos.
Buena suerte a los que se presentan y que gane el que se lo merezca. Vayan a votar que aquí también vale el voto en blanco.

Publicar un comentario