miércoles, 10 de septiembre de 2008

Para esas amigas que siempre me dan el apoyo que necesito

Como una madre,
como una hermana,
como la amiga que eres,
así te quiero yo,
porque sería incapaz de traicionarte,
porque sé que si te intento engañar
tú sabrías, tan bien como yo, que miento,
porque cada lágrima tuya
es una herida en mi corazón.
Sabes que cuentas conmigo
para todo lo que te haga falta,
recuerda que nunca te fallaré,
y si miras mis ojos verás que soy sincera.
Porque no dañaría a mi madre,
ni a una hermana
y tampoco a una amiga.
Recuérdalo siempre.
Publicar un comentario