miércoles, 9 de diciembre de 2009

Los chulos del volante

Quiero empezar esta reflexión con una frase que es común escuchar de boca de mi hermano C. R. y que dice "hubo una época que con la tapa de los yogures regalaban carnets de coducir".

Hay una especie de seres aquí en Huelva (supongo que en otras ciudades también existirán) los cuales se creen poderosos por llevar un volante en las manos, normalmente son hombres, las edades de estos suelen ser 2: los niñatos que se acaban de sacar el carnet o se han comprado un coche hace relativamente poco y los señores con coches tipo Audi, Mercedes o 4X4 elegantes (como yo los llamo). Son estos seres que se creen dueños de todos los carriles de la calzada, da igual que haya una señalización en el centro porque ellos ocuparán los dos lados, si el muñeco del semáforo empieza a parpadear, a lo mejor no te has dado cuenta, pero si ellos están en primera fila empezarán a acelerar poco a poco y cuando se ponga la luz verde ya irán un kilómetro por delante, la paciencia como que no es su fuerte y esto queda demostrado de la siguiente forma: una carretera con 3 carriles, al final hay una rotonda controlada por semáforos, bien, pues, ellos se pondrán en el carril donde menos coches haya, independientemente de la dirección que quieran tomar, normalmente la contraria, por lo que provocarán el caos.

En fin, como esta os puedo poner mil y una situaciones más por las que tenido, personalmente, que pasar o he sido testigo.

Lo más normal cuando alguien comete este tipo de imprudencias, y que encima te afectan a ti, es pitarle,¿verdad? pues te pueden ocurrir varias cosas o que el tío te diga con un gesto "se siente pero mi coche es más señor que el tuyo y por ello tiene sus privilegios, así que te aguantas que en este carril me meto por mis coj...." y otra es que para colmo de colmos después de hacer la barbaridad estos te hagan un corte de manga y se alteren.
Un poco de tolerancia por parte de todos y se podrá llegar a una circulación más comoda para peatones y conductores.

Y después dicen de las mujeres...
Publicar un comentario