jueves, 5 de junio de 2008

Ahora entiendo por qué no friegan el suelo los hombres

Publicar un comentario