viernes, 30 de octubre de 2009

Perdiendo sanas costumbres

Ahora que todos hablan de "Ágora" me he puesto a pensar y no recuerdo la última vez que fui al cine. Qué pena me ha dado darme cuenta de cómo he perdido esa bonita costumbre, supongo que ha sido por el mero hecho de no tener con quién ir, ahora la gente tiene otros entretenimientos.

Recuerdo que antes estaba deseando que se estrenara una película para poder sentarme en la butaca con mi refresco y palomitas (suena muy típico pero es la verdad), da igual el género del film, si era de terror lo más normal es que casi ni mirara la pantalla, si era comedia me reía de todo, si era romántica casi siempre salía con los ojos rojos de haber llorado, las de acción nunca han sido de mi agrado pero también las he visto y alguna que otra me ha acabado gustando. Lo importante no era la película en si sino el salir de una rutina y echar un rato agradable pero esto lo he ido perdiendo con el tiempo así que voy a tener que aprender a entrar sola en las salas.





Publicar un comentario